Comunicación Institucional
 
13/06/2014
Nuevo informe sobre trabajo infantil
Nuevo informe sobre trabajo infantil

En el marco de los estudios del Barómetro de la Deuda Social de la Infancia del Programa del Observatorio de la Deuda Social Argentina de la UCA, se presentó un nuevo informe que estima la incidencia del trabajo infantil a nivel de la población de 5 a 17 años de edad en las zonas urbanas de la Argentina durante los primeros cuatro años del período del Bicentenario (2010-2012).

La Ley 26.390 prohíbe el trabajo infantil y eleva a 16 años la edad mínima de admisión al empleo. El Estado argentino, como parte de la Convención sobre los Derechos del Niño de la ONU, se compromete a proteger al niño contra la explotación económica y contra el desempeño de cualquier trabajo que pueda ser peligroso o entorpecer su educación, o bien que sea nocivo para su salud o su desarrollo físico, moral, espiritual o social.

En la Argentina, el trabajo en niños/as menores de 16 años está prohibido y el tiempo de trabajo en adolescentes está regulado, por cuanto se reconoce que ello es necesario porque expone al adolescente a no poder ejercer su derecho a la educación, queactualmente es obligatoria hasta la finalización del ciclo secundario.

Sin embargo, el ejercicio del derecho a la educación no es lo único vulnerado en los niños/as y adolescentes que trabajan. El trabajo doméstico intensivo y la participación en actividades económicas en la niñez y la adolescencia expone a los sujetos de este grupopoblacional a múltiples riesgos en las capacidades físicas y psicológicas, y en el ejercicio de otros derechos fundamentales, como son el derecho al juego recreativo, a la práctica dedeportes, al esparcimiento, a la sociabilidad con pares, entre otros.

El trabajo en cualquiera de las formas (trabajo en tareas domésticas y en tareas económicas en el mercado) afectaba al 14,9% de los chicos/as entre los 5 y 17 años en la Argentina urbana en 2013. Alrededor de 1,5% de estos chicos/as realizaba ambos tipos de trabajo de manera simultánea. La propensión al trabajo infantil entre 2010 y 2013 disminuyó en 2,7 p.p. Esta merma se ha producido básicamente por una caída del trabajo económico en el mercado. Esta disminución del trabajo infantil también fue mayor entre los niños/as entre 5 y 13 años que entre los adolescentes de 14 a 17 años (2,7 y 1,9 veces, respectivamente entre 2010 y 2013).

Asimismo, se advierte que dicha disminución en la incidencia del trabajo fue mayor en las mujeres que en los varones (3,8 y 1,6 veces, respectivamente). En el porcentaje promedio el trabajo infantil no presenta diferencias significativas entre los varones y mujeres en 2013 (15,4% y 14,4%, respectivamente).

La caída del trabajo infantil fue particularmente significativa en los estratos sociales, económico ocupacional de trabajadores marginales y en menor medida en el obrero integrado. En particular, entre los chicos/as en el estrato social bajo y en el espacio informal.

Las brechas de desigualdad social son significativas pero han disminuido levemente entre 2010 y 2013. En el caso del estrato social económico ocupacional se pasó de una brecha regresiva para los chicos/as en el estrato trabajador marginal respecto del medioprofesional de 2,7 a 1,8 veces. Entre los chicos/as en el 25% más pobre y el 25% más rico la brecha es negativa para los primeros respecto de los segundo y se mantuvo estable en torno a las 2,3 veces. Mientras que la brecha entre los chicos/as en el espacio residencial informal y el formal de nivel medio disminuyó pasando de 3 a 2 veces.

La caída del trabajo infantil estadísticamente significativa se registró a nivel de la infancia y adolescencia del Conurbano Bonaerense. La propensión al trabajo infantil es mayor en el interior del país que en el Conurbano, pero se reduce a la mitad en Ciudad de Buenos Aires.

Descargar el informe completo

Compartir
FacebookTwitter

Contacto de prensa

Natalia Ramil Natalia Ramil
+54 11 4338 0814
natalia_ramil@uca.edu.ar
natalia.ramil
Quiero recibir las
gacetillas de prensa