Jornada de Política, Economía, Sociedad y Educación

El Vicerrectorado de Investigación y la Red Universitaria para el Estudio de la Fraternidad, RUEF, organizaron en septiembre de 2012 una jornada académica acerca de la idea de fraternidad como objeto de estudio y su aplicación a aspectos políticos, sociales, económicos y educativos .

Programa

14:00 – Introducción a la jornada.

Beatriz Balian de Tagtachian (Vicerrectora de Investigación UCA)
Osvaldo Barreneche (Coordinador Académico de la RUEF)

14:15 - Presentación

La fraternidad como objeto de estudio académico.
Rodrigo Mardones (Profesor Asociado y Director del Instituto de Ciencia Política de la Pontificia Universidad Católica de Chile).

14:45-15 hs. Breve intervalo

15hs. Panel 1: Niñez, Educación y Fraternidad

Desarrollo cognitivo de niños en situación de vulnerabilidad.
Fabiola Iglesias y Magdalena López (Investigadoras de la Facultad Teresa de Ávila de UCA-Paraná).

Pedagogía de la fraternidad en situaciones de riesgo: Educación integral para la vida. Catalina López (Docente investigador, Universidad de las Américas. Coordinadora del Proyecto Spring - Quito, Ecuador).

Inclusión, Educación y Medio ambiente.
Fray Luis Scozzina (Director del Centro Franciscano de Estudios y Desarrollo Regional de la Facultad de Química e Ingeniería de UCA – Rosario).

Comentarista: Nieves Tapia (CLAYSS)

16:30-17 hs. Café

17hs Panel 2: Economía, Sociedad y Fraternidad

Condiciones de vida y sociedad civil.
Eduardo Lépore y Ann Mitchell (Investigadores de Compromiso Social de la Pontifica Universidad Católica Argentina)

Economía del don.
Octavio Groppa (Investigador del Centro de Estudios en Economía y Cultura de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Católica Argentina)

Comentarista: Cristina Calvo (UBA)

18- 18:30 Café


18:30 hs. Panel 3: Política, Participación Ciudadana y Fraternidad

Seguridad y Participación ciudadana.
Carolina Moreno (Investigadora del Observatorio de la Deuda Social Argentina de la Universidad Católica Argentina)

Derecho, Derechos ciudadanos y fraternidad.
Miguel de Jesús Niño Sandoval (Profesor investigador vinculado al Instituto de Estudios e Investigación IEI – Colombia Ex decano de las facultades de derecho de la Universidad de La Sabana en Bogotá y de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia -sede en la Ciudad de Tunja).

Comentarista: Enrique del Percio (UBA)

19:30 hs. Cierre de la Jornada

Abstracts

  • Desempeño cognitivo en niños en situación de vulnerabilidad por pobreza. Magdalena López y Fabiola Iglesias.

    La situación de los niños que se desarrollan en contextos de pobreza está condicionada por la estructura socioeconómica y cultural y, en particular, por el entorno concreto de las familias con las que viven.

    El desarrollo del niño va a estar influenciado por múltiples aspectos y la interacción entre los diversos contextos en los que el niño crece y se desarrolla.
    Po este motivo el presente estudio ha tenido por objetivo estudiarla relación entre los indicadores socioambientales y el desempeño cognitivo de los niños de 3, y 4 años que viven en condiciones de riesgo ambiental por pobreza, identificando que variables socioambientales podrían tener mayor efecto sobre el desempeño cognitivo.
    Se trabajó con una muestra intencional no probabilística, conformada por 60 niños escolarizados de 3 y 4 años de edad, de ambos sexos divididos en dos grupos según vivan o no bajo condiciones de vulnerabilidad por pobreza y 60 madres de los mismos niños evaluados.

    Los resultadossugieren que las funciones cognitivas estudiadas son sensibles a los diferentes factores socioambientales, orientándonos a seguir investigando que características son las que más inciden en cada función cognitiva, para poder modificar, en alguna medida, las condiciones que padecen grupos vulnerables como los estudiados en el presente trabajo.Palabras claves: niños, vulnerabilidad por pobreza, factores socioambientales.
  • Inclusión, Educación y Ambiente. Fray Luis Antonio Scozzina

    Experiencia del Proyecto Reciclado de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos- Escuela Especial Santa Mónica.

    Esta experiencia está planteada como un servicio a la comunidad dando respuesta a la problemática ambiental generada por la llamada “Basura Electrónica”. Los participantes de la misma, adquieren las competencias básicas para el mundo del trabajo, el respeto de normas de seguridad e higiene y el trabajo en equipo y, refuerzan y amplían los aprendizajes vinculados con el cuidado del ambiente, particularmente los relacionados con la llamada basura electrónica.

    El nivel educativo al que refiere el proyecto es de Educación Especial (post primaria) – Educación no formal. Total de alumnos participan del taller 30 alumnos de la Escuela Especial Santa Mónica, en la ciudad de San Lorenzo (SF) y 8 adolescentes de nivel secundario en situación de riesgo.

    Alumnos de la Facultad de Química e Ingeniería que participaron durante toda la experiencia realizando Prácticas Profesiones Supervisadas fueron 11 alumnos, ( Licenciatura en Sistemas: 4 y Ingeniería Ambiental : 7)

    Hasta la fecha los resultados obtenidos son positivos: los alumnos de la escuela “Santa Mónica” se han apropiado de conceptos y procesos de trabajo, y han logrado una conexión grupal y clima laboral posicionándose ante la comunidad como ciudadanos capaces de dar respuestas creativas a los problemas ecológicos; vinculándose cotidianamente con diferentes actores (otros jóvenes, capacitadores, instituciones) desde su “saber hacer”.

    Presupuestos antropológicos y espirituales.

    La fraternidad nos impulsa a desarrollar una educación Inclusiva que responda a la diversidad que significa cada alumno que asiste a la escuela, no como a un problema a resolver, sino como a una riqueza a tener en cuenta tanto en la planificación curricular, como la organización general de la escuela y en los procesos de enseñanza aprendizaje.

    La misericordia es una actitud vital, un modo de ser entre y con los otros, más que una acción que hay que realizar en determinadas circunstancias El practicar la misericordia es la actitud con la cual San Francisco de Asís se encuentra con el otro, así como Cristo ha encontrado al hombre. La Fraternidad se ofrece, entonces, como casa y escuela de comunión, en el cual se integran unidad y diversidad.

    Criterios de solidaridad:

    a. Superar la idea de trabajar para los pobres desde una posición de superioridad y con falsas actitudes asistencialistas o paternalistas sino hacerlo desde los pobres y con los pobres.

    b. Cualquier ayuda que podamos brindar a los necesitados más que nuestra solidaridad nace del derecho del pobre.

    c. Pasar de la idea de dar a la de compartir. El compartir implica el reconocimiento práctico del derecho del otro.

    d. Los pueblos, los grupos sociales, las organizaciones, las personas, son sujetos de su propio cambio y de su propio desarrollo. Son los protagonistas, tanto del cambio social o económico como del cambio en su vida personal.

    El compromiso social desde la perspectiva de la Universidad como verdadera actitud de servicio es integrar un proceso de aprendizaje-servicio y transferencias de conocimientos acorde con los procesos de desarrollo de las comunidades o instituciones que se acompañan.
  • “Sociedad civil y fraternidad en las villas de la Ciudad de Buenos Aires” Ann Mitchell

    La presentación de Ann Mitchell gira entorno a la pregunta: ¿cuál es el papel de la fraternidad y el altruismo en la creación de las organizaciones de la sociedad civil (OSC)?

    Las teorías económicas tradicionales sobre la acción colectiva buscan explicar bajo qué condiciones los individuos que actúan por interés propio tendrán incentivos para formar grupos. Olsen, por ejemplo, en su libro La lógica de la acción colectiva muestra que debido al problema del free-rider, los grupos grandes son casi imposibles de formar y los grupos pequeños sólo se forman bajo ciertas condiciones: cuando las acciones son repetidas, cuando se observan las acciones de las otras personas y cuando existe una estructura social fuerte que impone presión sobre el accionar de los individuos. Lo que tienen en común los modelos económicos sobre la acción colectiva es el supuesto de que las personas están motivadas por el interés propio en vez del altruismo y, de hecho, Olson argumenta que el altruismo generalmente no es suficiente para generar cooperación entre las personas.

    Una investigación realizada por el Programa de Desarrollo Humano y Sociedad Civil de la UCA en las villas de la Ciudad de Buenos Aires muestra que el interés en ayudar al prójimo –evidencia de la fraternidad– ha sido el principal motivo para el inicio de las acciones de la sociedad civil en estos territorios marginados. Según los datos relevados por la Encuesta de OSC, seis de cada diez referentes de las organizaciones que trabajan en las villas de Bajo Flores y Barracas dijeron haber sido motivados para trabajar en forma colectiva por las extremas necesidades de los vecinos del barrio y su interés en ayudarlos. No obstante, los referentes también manifestaron que, en muchos casos, tener contacto con alguna entidad pública o con personas de afuera del barrio fue una herramienta fundamental para permitir que los grupos de vecinos concreten sus acciones. Esto indica que la fraternidad, en algunas circunstancias, puede ser una condición necesaria pero no suficiente para la formación de las OSC.

    Por otra parte, los resultados de la Encuesta de Condiciones de Vida Familiares y Relación con las OSC de la misma investigación indican que existen ciertos obstáculos o barreras a la sociabilidad y participación de los vecinos de las villas. La violencia y la inseguridad –asociadas principalmente con la comercialización de drogas– son los factores que más impiden la sociabilidad de las familias en el barrio y que más limitan el desarrollo de la acción colectiva.
     
  • Es posible conjugar mercado y reciprocidad? Una mirada desde las monedas complementarias. Octavio Groppa.

    El trabajo analiza diferentes modalidades de emisión del dinero para relacionarlos con la noción de reciprocidad. Partiendo del sistema capitalista como término de comparación, se pasa a continuación a estudiar los sistemas de crédito mutuo y los de moneda complementaria. El objetivo es mostrar cómo diseños del sistema monetario que no incentivan la maximización de los retornos monetarios conforman mercados compatibles con una reciprocidad estricta, sin impedir, por cierto, el intercambio de dones no mensurables mediante un precio. Se ofrece asimismo una reflexión sobre la modalidad de la inversión en estos sistemas y sobre el impacto de las tecnologías de la información en su implementación por vía de la compensación de balances electrónicos. El trabajo finaliza con una enumeración de algunas ventajas que presentan estos tipos de innovaciones además de abrir preguntas para futuras investigaciones.
     
  • Seguridad y Participación Ciudadana, Carolina Moreno.

    Diversas teorías de desarrollo humano y tratados internacionales de derechos humanos reconocen el derecho a la seguridad e integridad corporal como un derecho humano fundamental de los individuos. Entre ellos, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (1966) establece que “todo individuo tiene derecho a la libertad y a la seguridad personales” (Art. 9) y la Declaración Universal de Derechos Humanos (1948) reconoce el “derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de la persona” (Art. 3).

    Por su parte, la importancia de la participación ciudadana radica en los múltiples beneficios que la misma brinda tanto al sistema democrático como al propio ciudadano, desarrollando la conciencia cívica de las personas, reforzando los lazos de solidaridad, haciendo más comprensible la noción de interés general, y permitiendo que los individuos y grupos más activos intervengan en la gestión pública.

    El Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (1966) reconoce el derecho a participar libremente en los asuntos públicos, a la reunión pacífica y a la libre asociación incluyendo el derecho a fundar sindicatos (Art. 21 y 25).
    Utilizando los resultados de la Encuesta de la Deuda Social Argentina del Bicentenario (EDSA – Bicentenario), del Observatorio de la Deuda Social Argentina (UCA), el presente trabajo pretende evaluar el problema de la inseguridad desde su doble naturaleza: tanto desde la cantidad o número de delitos registrados, como desde la percepción o sentimiento de inseguridad que experimentan las personas, ya que ambas caras afectan un aspecto importante del desarrollo humano e integración social de las personas.

    A su vez, tiene por objetivo analizar los efectos de ciertas variables como la presencia policial o el tráfico de drogas sobre la inseguridad y el miedo al delito y estudiar como los niveles de participación política, social y solidaria se relacionan y son afectados por el problema de la inseguridad.
  • Derecho, Derechos ciudadanos y fraternidad. Miguel de Jesús Niño Sandoval.

El devenir de las sociedades actuales exige del derecho un constante proceso de renovación y actualización, ocupándose del sistema de reparto de las cosas, de acuerdo a las necesidades y requerimientos esenciales de las personas, este sistema de reparto es una decisión de las propias personas, a través de sus participación consciente y libre en la conformación de las corporaciones legislativas, por medio de la elección democrática en cabeza de cada ciudadano. Lo que implica corresponsabilidad. De esta relación surge el derecho positivo, encargado, como medio, de obtener los fines de la sociedad, si esa ley positiva regula las distintas relaciones humanas, es consecuente entender que las personas deben conocer y participar en la construcción de las reglas para obtener los bienes que le corresponden en el orden natural, personal, social, económico y politico.El dialogo con la política.

Se plantea, desde este punto, una forma diferente de ver el derecho, buscando un modelo de desarrollo pensado y planteado en función de las necesidades y aspiraciones del ciudadano, de la comunidad, de los seres humanos, de lo que se conoce y denomina con la palabra pueblo.

Privilegiar la eficiencia de la ética humana, a través de la justicia distributiva, la equidad, la solidaridad y la fraternidad, principio universal de entendimiento y comprensión de las necesidades humanas más cercanas.

La Universalidad es la característica más representativa de la fraternidad, el efecto social por excelencia, exige vencer el individualismo, no solo del sujeto, sino también, de la familia, de la clase social, de la cultura, integra el todo y la parte.

Si se asume el derecho como virtud de dar a cada cual y a todos (el bien social) lo que les corresponde, respondiendo en estos tiempos en forma primordial a la deuda social, valorando la dignidad humana, generando oportunidad de nuevos trabajos, fuentes de empleo, aplicando el principio de igualdad, se da paso a una sociedad que obra en la legalidad, sin vulnerar el bien social de lo cual depende la viabilidad económica y política de una nación.

¿Cuál es el valor, el aporte, que la fraternidad le da al derecho? Aporta el valor de la justicia que integrado a la vida de los pueblos genera nuevas formas de gobierno, es decir cambios en los modelos constitucionales, y por lo tanto con efecto en la distribución de los bienes, dar a cada cual lo que le pertenece.

Un aspecto fundamental del aporte de la fraternidad al derecho es el de permitir su realización, concreta, personal, viva, y la mejor posibilidad para el ejercicio de la libertad, reconociendo en el otro a un ser humano igual, una persona en situación, en una necesidad particular, que debe ser tenida en cuenta en el momento presente, con el beneficio de la reciprocidad, asumiendo una actitud de obediencia a la conciencia, lo que se debe manifestar en la intención de entendimiento de las diferentes situaciones de las personas, lo que quiere decir que ese comprender no debe quedar limitado a los propios intereses, o dirigido a los parientes, amigos o copartidarios, esto sería una actitud mezquina o interesada del ejercicio del poder, sino que por el contrario exige comprender a todos sin distinción. Esto con lleva dirigir nuestra ocupación al otro, inteligentemente, la inteligencia entendida como la capacidad de entenderse y entender; capacidad implica superación de Yo y del miedo, el Yo para poder perderlo, el miedo superarlo, y así poder comprender.