Nuestro Instituto

Según la Resolución Nº 6 del 14 de diciembre de 1994, el señor Rector de la Universidad crea el Instituto para la Integración del Saber, teniendo en cuenta: 1º) la necesidad de promover un diálogo entre teólogos, filósofos y científicos, capaz de renovar profundamente las mentalidades y de dar lugar a nuevas y fecundas relaciones entre la fe cristiana, la teología, la filosofía y las ciencias, en su concreta búsqueda de la verdad; 2º) que el incremento del saber en nuestro tiempo, al que se añade la creciente especialización del conocimiento en el seno de cada disciplina académica, exigen que en una Universidad Católica dichos conocimientos se orienten hacia una auténtica integración de los saberes, guiados por los aportes científicos de la filosofía y la teología.

 El Instituto para la Integración del Saber de la Pontificia Universidad Católica Argentina "Santa María de los Buenos Aires" tiene como objetivo establecer, mediante un análisis de los distintos campos de los saberes, un sistema relacional en orden a la vinculación entre Ciencia, Filosofía y Teología, que debe ser tenida en cuenta para la adecuada explicación de los problemas que en estos mismos campos se plantean.

El llevar a cabo la llamada integración del saber es función propia de la Universidad. Esta tarea es tarea grupal e implica la colaboración de científicos, filósofos, teólogos, con los supuestos de voluntad de encuentro y esfuerzo por la mutua comprensión. Esta tarea es continua, porque nunca se agotan los problemas y siempre aparecen temas nuevos. Y es además difícil, porque uno de sus supuestos, el conocimiento adecuado de lo que hoy llamamos "ciencia", es altamente problemático.

La tarea de la evangelización, en cuanto implica diálogo con la cultura, encuentra un campo adecuado en la Universidad Católica. Cada profesor de la UCA, por el sólo hecho de serlo, debe integrar su dedicación al estudio y a la enseñanza con los fines ético-religiosos, y ser así un vivo ejemplo para sus alumnos.

Toca como tarea específica a la Universidad Católica, por ser tal, la aspiración y el esfuerzo por realizar una forma de articulación interna, un organismo de donde resulte un cierto tipo de unidad del saber.

A fines de 2011 el Instituto inició una nueva etapa, a cargo del Rector, con el objetivo de procurar que la integración del saber se realice de manera más efectiva en cada unidad académica y en las asignaturas del Ciclo humanista cristiano. Para ello trabaja de manera coordinada con el Instituto de Cultura Universitaria.